Quesos Iniesta Manzanaro Facebook Quesos Iniesta Manzanaro   Twitter Quesos Iniesta Manzanaro   Google + Quesos Iniesta Manzanaro   Youtube + Quesos Iniesta Manzanaro
+34  926 573 332




Venta de Queso Manchego. Fabricantes
de queso artesano puro de oveja.


Usuario

Clave
¿Olvidó su Contraseña?

Registro Cliente   -    Registro Tienda


Precios con IVA incluido

    Quesos de Oveja



Descrubre el Queso y sus bondades
CÓMO CONSERVARLO
Un buen queso, hay que mimarlo. La temperatura ideal de conservación es no sobrepasar los 12-14° y una humedad entre 70-80%.
Una cueva es el sitio idóneo para conservarlo, pero ya que hoy en día es difícil disponer de una, la mejor opción es el frigorífico, teniendo en cuenta que éste produce un frío seco y resta humedad al queso desecándolo.
El lugar más apropiado de nuestra nevera para mantener el queso es el cajón de las verduras. Para evitar que se agriete es conveniente que siempre esté envuelto y protegido. Si no vamos a consumirlo pronto se recomienda envolverlo en un paño de algodón ligeramente humedecido.

El queso tierno por su elevado contenido en agua es aconsejable protegerlo en un film transparente, que le aisle del exterior, es probable que después de unos días en el frigorífico la primera capa se ponga enmohecida, ya que su fermentación continúa. Este "moho" que crece en los quesos no es perjudicial, crece en la superficie alimentándose de los nutrientes del queso y de la humedad del mismo.

Los quesos viejos o añejos no es imprescindible guardarlos en el frigorífico, ya que la humedad del producto facilita su conservación, a estos quesos se recomienda acompañarlos de un trozo de pan duro, éste se encargará de absorber la humedad, con lo que se evitará el enmohecimiento del queso.
Este tipo de quesos en una quesera de barro se conserva bastante bien.

Antes de servir se debe limpiar o cortar la primera capa (siempre que esté oxidada o seca), para que el queso presente un aspecto fresco.

Quesos Iniesta Manzanaro  Quesos Iniesta Manzanaro  Quesos Iniesta Manzanaro

CÓMO DISFRUTARLO
El queso una vez cortado se atempera rápidamente, por lo tanto, sacándolo del frigorífico 30 o 40 minutos antes de servirlo es suficiente.
La temperatura adecuada para degustarlo es entre 18-20°. Para apreciar intensamente todos sus matices hay que masticar lentamente y distribuir el queso por todos los rincones de la boca, una vez ingerido esperar a percibir el retrogusto final, de esta forma podrás apreciar la personalidad de cada queso.

• Conócenos
• Noticias / Blog
• Contacte con nosotros
• Como Comprar
• Pedido, Garantías y Devoluciones
• Aviso Legal
Centro Tecnológico Alcázar
Diseño y Desarrollo